viernes, 24 de noviembre de 2017


DE LA VIOLENCIA DE GÉNERO, MACHISMO Y OTRAS INCONFORMIDADES.

violencia gen

Chihuahua, Chihuahua, 19 de diciembre de 2016.

Entre la reciente conmemoración del 'Día Internacional Contra la Violencia de Género', el caso ocurrido con la ex-atleta Ana Guevara, múltiples sucesos de feminicidios que simplemente no cesan, y el acostumbrarse a una violencia psicológica siempre presente, es preciso hablar de este tema: La violencia contra las mujeres.

Este tópico se ha visto muy trillado últimamente, discutido y por supuesto tiene su contraparte muy fuerte, e incluso una remarcada doble moral.

Y sin negarlo violencia es violencia, es incorrecta sin importar de quien se trate, y lógicamente existe (como en todo) también violencia de mujeres hacia hombres, mujeres hacia otras mujeres, muchas veces en función de la voluntad de un hombre, otras por decisión propia. Todo eso es real y no se puede negar, sin embargo algo que no tiene discusión, es que ser mujer da miedo.

viol gen

En México y en todo el mundo la violencia de género y la desigualdad existe desde el origen de los tiempos; se ha tenido que luchar para conseguir ser igual de competentes ante la sociedad, y de tomadas en cuenta, y aún así existen lugares en el mundo en donde cambian mujeres por ganado, o simplemente las utilizan como objeto de compra-venta, y bien, no nos vayamos tan lejos, en México la trata de blancas está a la orden del día. Pero ¿Qué nos ha conducido a ese resultado?.

Particularmente hablaré de México, pues es el país en el que vivo y donde el machismo y la misoginia parecen ser interminables, esto incluso caracteriza a nuestra cultura, que está muy acostumbrada a ver como normal mucha de la violencia a la que estamos sometidas; a una gran mayoría incluso le parece falso.

Impuestas a recibir comentarios desagradables, ''halagos'' jamás solicitados por parte de desconocidos, propuestas indecorosas para conservar o ascender en el trabajo, abusos sexuales y acoso en múltiples ocasiones de nuestra vida.

Simplemente ser mujer es peligroso, desde nuestra más tierna infancia estamos expuestas a abusos de hombres, que incluso pueden ser muy cercanos a nosotras.

En México, aproximadamente 112,000 mujeres son violadas sexualmente cada año (equivalente a una cada 4.6 minutos), y la mayoría de los agresores quedan impunes, según especialistas.

En 2012 se presentaron 14,050 denuncias por violación ante los Ministerios Públicos de la Procuraduría General de la República en México.

De las 14,829 denuncias por violación sexual presentadas en 2009 en el país, sólo hubo 3,462 enjuiciamientos y 2,795 sentencias condenatorias por ese delito, según el informe que presentó Amnistía Internacional (AI) en 2012 ante la Organización de las Naciones Unidas, y que integra los datos más recientes disponibles.

Esto se refiere a que por cada 10 denuncias de violación sexual hubo 2.3 juicios por este delito en ese año en México.

Pero la cifra negra es mucho mayor. "Podemos decir que hay mucho más de 112,000 violaciones al año. Esta cifra la tomamos con base en los estudios de inseguridad que indican que por cada delito denunciado hay ocho que no se revelan", según el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES).

Entre 7 y 26 de cada 100 violaciones provocan un embarazo, según el Informe Nacional sobre la Violencia y la Salud en México, elaborado por la organización civil IPAS Salud.

A lo largo de la vida, la prevalencia de la violencia sexual contra las mujeres es de 17.3%, lo que significa que una de cada seis sufre este tipo de agresión, según los resultados de la Encuesta Nacional sobre Violencia contra las Mujeres publicados en 2003 por el Instituto Nacional de Salud Pública.

El 7.6% las encuestadas reportó abuso sexual en la infancia (antes de los 15 años), según el documento.

Nuestro país tiene el primer lugar en agresión sexual contra las mujeres, según datos de 2010 de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Un estudio comparativo mundial de este organismo sobre mujeres que han sufrido violencia sexual señala que México destaca con 44% le sigue Costa Rica con 41, República Checa con 35 y Dinamarca con 28 por ciento.
En contraste, los más bajos son Azerbaiyán, Francia y Filipinas con cuatro, cinco y seis por ciento, respectivamente.

El reporte de la ONU revela que más de cuatro de cada diez mujeres mexicanas han padecido ataques que incluyen comportamientos abusivos de diferente intensidad y consecuencias, desde tocamientos indeseados hasta violación. A la fecha no existe una atención integral a las víctimas porque no se da seguimiento efectivo a los casos.

A pesar de las graves cifras presentadas, esos no son todos los casos de violencia que existen, porque debemos recordar que no existe únicamente la violencia sexual, sino también física (golpes), y psicológica-verbal, que afecta a un porcentaje poblacional muy alto.

piramide violencia

Es preciso educar a la población tanto de hombres como mujeres, para saber distinguir comportamientos violentos, tanto para no cometerlos, como para saber reconocerlos, pues como se mencionó anteriormente, el machismo y la misoginia, caracterizan marcadamente a la población mexicana, de tal manera que ciertos comportamientos incorrectos nos parecen normales, y esa clase de conductas suelen ser sumamente destructivas.

Algunas alertas rojas y clases de violencia psicológica, que en muchas ocasiones ignoramos pueden ser por ejemplo que el hombre no deje vestir a la mujer de cierta forma, cortarse el cabello, trabajar, relacionarse, salir de la casa; tener relaciones sexuales únicamente respondiendo al deseo individual masculino dominante, insultar y hacer sentir inútil, reemplazable y/o como un objeto, entre muchas otras.

Estos son solo algunos casos generales, violaciones, golpes, maltrato psicológico, abuso dentro de la pareja, etc. Pero existen muchas otras y muy diferentes historias, como de mujeres que son insultadas y agredidas por realizar actividades que les gustan a los hombres y etiquetan como exclusivas del sexo masculino, o simplemente por no tener una preferencia sexual hacia el sexo masculino, como si la única función de las féminas fuera servir, complacer y satisfacer los deseos e ideales de los hombres, o cumplir con el papel adjudicado por una sociedad patriarcal .

Esta lucha contra la violencia de género y desigualdad, lejos de ser un caso feminista, es una batalla por la vida, la humanidad y la evolución de la misma; actualmente hay movimientos en todo el mundo para erradicar esta problemática, y por supuesto este artículo no pretende generalizar a los hombres como agresores o machistas, de hecho hay muchos hombres que día a día aportan su granito de arena para tener un mundo mejor, cada vez más alejado de estos comportamientos retrógrados, ¿Cómo?, haciendo campañas, educando desde casa a las nuevas generaciones, y por supuesto NO practicando ningún tipo de agresión, opresión o control sobre ninguna mujer.

Si eres víctima de agresión, seguro puedes obtener ayuda de manera discreta y sencilla, las denuncias son atendidas directamente por la Fundación Origen, que recibe las llamadas de todo el país en el teléfono gratuito 01800 HÁBLALO (4225256). Dicha línea telefónica opera a través de un modelo de orientación psicológica, asesoría legal, canalización y seguimiento para la prevención de las mujeres en situación de violencia.

¡No te calles!

 

Por: Alejandra Portillo Ulloa.