miércoles, 20 de septiembre de 2017


AUMENTA TU PRODUCTIVIDAD LABORAL

Productividad 1Cuando pensamos en productividad en el trabajo, la palabra clave es organización, con ella se puede mantener el control de las tareas y evitar distracciones. Según Priscila de Oliveira, socia de Search Consultoría en Recursos Humanos, algunos cuidados pueden variar conforme las características de cada persona o empresa, por eso es fundamental prestar atención a las actitudes del día a día. Problemas personales, de relacionamiento con compañeros o jefes, bajo compromiso, dispersión, baja capacidad técnica e, incluso, la falta de herramientas de trabajo adecuadas para el cumplimiento de las actividades contribuyen para la pérdida de productividad. A continuación, 10 consejos para volverse más productivo.

1. Determinar un horario para chequear los mensajes de correo electrónico
Interrumpir su tarea para chequear el buzón entrada de mensajes puede ser perjudicial, pues eso lleva a dispersión y tendrá que recomenzar la actividad. Por eso, lo indicado es tener horarios específicos para darle atención a esos mensajes. "Cada uno tiene que observar la dinámica de su trabajo, de cuánto en cuánto tiempo debe ver los mensajes", dice Priscila. Al decidir por la frecuencia, es importante seguirla, leer, responder y borrar los mensajes electrónicos correspondientes a las demandas cumplidas dentro del horario elegido.

2. Colocar en la agenda las tareas de rutina
Al planificar el día siguiente, separe un espacio en la agenda para las tareas de rutina, eso facilitará la organización. Cuando hay otras tareas importantes, la tendencia es pensar en el tiempo que se consume para cumplirla, pero nos olvidamos de las tareas del día a día. Al incluirlas en la agenda, sabremos cuál será el tiempo necesario. Es importante dejar un espacio reservado al final del día para los imprevistos.

3. Buscar capacitación
Fíjese si no está consumiendo más tiempo que otros empleados en la realización de la misma actividad. Tal vez hora de buscar una capacitación. Muchas veces, un curso simple sobre algún programa que usted usa con frecuencia es la solución para volver su trabajo más eficiente. En otros casos, conversar con los compañeros es una forma de descubrir la mejor forma de cumplir con las actividades.

4. Invertir en tecnología
Si usted no se entiende bien con las agendas convencionales o le gusta la tecnología, un consejo es buscar aplicativos que le ayuden a organizar su rutina. Existen modelos diferentes para smartphones, tabletas y computadoras que determinan metas y administran las tareas. Lo importante es contar con un lugar donde marcar todas sus responsabilidades.

5. Evitar distracciones
Saber qué provoca la dispersión es el primer paso para lograr una mejor concentración en el trabajo. Si consigue identificar cuáles son las distracciones, es posible evitarlas. Pasar algunos días observando sus actitudes es una forma de percibir dónde están los puntos que le quintan concentración. "Si usted se distrae con las personas que pasan, intente cambiar se lugar, sentarse en algún lugar más apartado", sugiere Priscila.

6. Haga listas
Hacer listas con las tareas que deben ser cumplidas no sólo facilita la planificación del día de trabajo, también es una forma de ver el conjunto de actividades y permite pensar sobre ellas. 

7. Planificar las reuniones
Las reuniones sin enfoque bien definido suelen tomar mucho tiempo y rendir poco en comparación con aquellas planificadas, con una agenda de temas. Es importante que todas las reuniones sean realizadas con objetividad, dejando claro a todos los participantes qué puntos deben ser debatidos. Es fundamental entrar a la sala de reuniones con un tema definido y salir con una lista de tareas clara.

8. Seleccionar los eventos
En este punto, es necesario usar el sentido común para decidir qué tan importante es su participación en un evento para el cual fue invitado, declinando la invitación cuando considere que no será productivo. Muchas veces es imprescindible participar en algunos eventos, pero en otros, no. Conversar con su jefe puede ayudar a entender cuán importante es su participación.

9. Dar prioridad a tareas
Al observar las diferentes tareas a ser realizadas, es necesario determinar cuáles son las prioridades según su importancia y grado de dificultad, pero también en relación a su urgencia. "Si usted tiene objetivos y metas alineados con el gestor, sabe dónde debe llegar y dónde la compañía tiene que llegar. Usted necesita saber que tiene que entregar esa meta y que tal actividad hace parte de ese proceso", explica Priscila.

4B44EBBED48E119AA116D738A54768 h285 w430 m2 q90 cGJjfptQg10. Aprovechar bien el tiempo
Ser puntual es la primera actitud para un buen aprovechamiento del tiempo y organizarse antes de comenzar las tareas. Para eso, es fundamental fijarse en el horario de salir de casa, para evitar las horas picos y poder saber con exactitud cuánto tiempo lleva el trayecto hasta el trabajo y ser más eficiente.

Fuente: MSN.com