martes, 21 de noviembre de 2017


DECALOGO DE LOS ERRORES MÁS COMUNES DEL EMPRENDEDOR SEGÚN WSJ

emprendedor

 

No soy partidario de las recetas genéricas, ni de las lista de las 10 cosas más..., 5 consejos para... o 999 ideas con las que... No creo en las fórmulas magistrales, porque cada caso es distinto y lo que puede servir para uno, puede ser totalmente inútil para otro.

Pero en este caso, y tratándose de un medio con el prestigio del Wall Street Journal, me gustaría detenerme en su enumeración de los diez errores más comunes del emprendedor, y dar mi punto de vista sobre los mismos.

 El decálogo de errores que comenten los emprendedores, según el Wall Street Journal, son estos:

• Lanzarse solo.
• Pedirle consejo a demasiadas personas.
• Dedicarle demasiado tiempo al desarrollo de productos y no lo suficiente a las ventas.
• Enfocarse en un mercado demasiado pequeño.
• Entrar en un mercado sin un socio distribuidor.
• Pagar de más por clientes.
• Recaudar muy poco capital.
• Recaudar demasiado capital.
• No tener un plan de negocios.
• Pensar demasiado sobre su plan de negocios.

Dejando aparte si son éstos los más comunes, o si son otros, hay una serie de errores comunes a muchos emprendedores, que contribuyen a reducir la esperanza de vida de las empresas. Desde mi punto de vista, los errores más comunes del emprendedor se engloban en tres áreas: la falta de equilibrio, la mala planificación y la deficiente configuración del equipo que va a desarrollar el negocio. Estos tres errores están relacionados entre sí, ya que cualquiera de ellos implica a los otros.

La falta de equilibrio viene dada por que toda actividad empresarial debe contemplar tres ámbitos de actuación: la actividad productiva, la comercial y la gestión. El equilibrio entre esos tres ámbitos debe mantenerse siempre, de nada sirve tener un bien producto si no sabemos venderlo, un buen producto con éxito de ventas tampoco garantiza la perdurabilidad de la empresa si la gestión es deficiente, una buena estrategia comercial con un mal producto no será efectiva en el largo plazo, etc., etc., etc.

La mala concepción del equipo viene dada, en muchos casos, por esa falta de equilibrio. Si no somos capaces de componer un equipo que pueda cubrir esas tres áreas, tendremos problemas para que la empresa subsista. En cuanto a la mala planificación, no definir adecuadamente nuestros objetivos y nuestras estrategias para alcanzarlos, o una deficiente planificación financiera van a lastrar, antes o después, nuestra actividad.

La lista de WSJ dentro de los errores genéricos
Podemos hacer converger las dos listas de una manera muy sencilla. La falta de equilibrio es la razón manifiesta de dedicarle demasiado tiempo al desarrollo de productos y no lo suficiente a las ventas, sobre todo en los casos de las empresas que se componen, en origen, de personas que se dedican a la actividad productiva.

Errores como emprender solo o pedirle consejo a demasiadas personas, evidencian una deficiente composición del equipo. El resto, no tener un plan de negocios o pensárselo demasiado, errores de política financiera a la hora de recaudar poco o mucho capital, etc., se corresponden con una mala planificación.

La lista de los diez errores de WSJ podría ampliarse a 20, 50 ó 200, porque los emprendedores cometen muchísimos fallos en su intento de crear empresas sostenibles, la inexperiencia hace casi inevitable que se cometan fallos. En mi opinión, cuidando las tres áreas de actuación, la posibilidad de equivocarse se reduce.

FUENTE:BLOG SAGE EXPERIENCE