martes, 21 de noviembre de 2017


4 CONSEJOS PARA UN CORAZÓN ROTO (QUE A TODOS NOS DICEN)

corazon roto

Seguramente todos hemos tenido esos momentos de desconsuelo y desesperanza que nos deja un corazón roto. Tal parece que esos instantes de nuestra vida nunca tendrán final, pero por suerte no hay registros en la historia de alguien que haya muerto de amor, así que si estás pasando por uno de esos terribles momentos, anímate pues seguramente no eres ni el primero ni el último, y en este artículo te mostraremos 4 consejos que a todos nos han dado cuando pasamos por una situación de este tipo.

1. QUE BUENO QUE TERMINARON, EL TIPO(A) NO VALÍA LA PENA.

Cuando estamos con el corazón roto es muy común que nuestras familias y amigos quieran consolarnos, diciéndonos que la persona que acaba de decidir tomar un rumbo diferente al nuestro, definitivamente no vale la pena, ya que era feo, malo o simplemente, nosotros somos demasiado buenos para esa persona.

Esto no siempre es cierto y difícilmente nos consuela, pues evidentemente no pensamos lo mismo, por más que tratemos de convencernos de que es así.
Sin embargo, si a alguien no le agrada más nuestra compañía, debemos tomar la responsabilidad que nos corresponde para corregir defectos que nos pueden dañar en un futuro, pero jamás hacer a un lado nuestra autoestima pues todos cometemos errores y hay que recordar que para que una relación fluya o se destruya, se necesitan dos.

Y un consejo para quien trata de hacer sentir mejor a su amigo(a): Es mejor no hablar demasiado de este tema, pues la vida da muchas vueltas y si luego esa pareja se reconcilia, quien queda mal (por andar de bocón) es nada más y nada menos, que quien trató de ayudar cuando las cosas marchaban terriblemente.

2.- TODO PASA POR ALGO.

Este es el consejo favorito de todos durante cualquier tragedia, y aunque suene como un cliché barato y mal argumentado, en todas las ocasiones termina siendo cierto, y una vez que libramos la batalla, agradecemos a la vida por habernos alejado de alguna situación que probablemente hubiera acabado con nosotros de muchas maneras distintas.

Sin embargo cuando estamos con 'mal de amores', nos importa muy poco el gran significado cósmico que nuestros amigos le atribuyen a nuestras penas, y sus palabras no alivian el dolor que sentimos, por el contrario a veces avivan la furia que la situación ya nos acomoda de por sí.
Aún así ser partícipe de esta postura, tener una visión positiva a cerca de que el tiempo lo cura todo, y que las respuestas aparecen cuando ya no estamos desesperados por encontrarlas, nos ayudará a mantenernos positivos y esperanzados de un futuro prometedor en el que no estaremos sufriendo.

3.-MIRA EL LADO BUENO, AHORA TENDRÁS MÁS TIEMPO Y DINERO PARA TI.

Es el consejo preferido de los solteros felices , o bien de quienes están en una relación 'estable' y anhelan esas dulces mieles de la soltería, pero para un corazón roto, ir al cine, ver series, ir de fiesta, salir a comer, ejercitarse etc. pierden el atractivo cuando se añade la palabra ''SOLO'', pues hay que comprender que en una situación como esa, de poder coserse la mano al ser amado para ir juntos 'hasta al baño', sin duda lo harían.

Aún así una vez que el corazón está sanado y la herida ha pasado a ser solo una vieja cicatriz, ese tiempo y ese dinero extra sí se goza con consciencia y plenitud.

4.- DESCUIDA, HAY MUCHOS OTROS PECES EN EL MAR.

Para nuestros padres, hermanos y amigos, seguramente somos una combinación perfecta entre físico, entusiasmo, e inteligencia y que seguramente afuera existen mil candidatos(as), mucho más merecedores de nuestro amor y devoción.
Aunque ciertamente cuando alguien nos ha mandado a caminar por la senda del olvido, esto es lo último que creemos de nosotros mismos, pero igual agradecemos a nuestros seres queridos por la fe.

Y tendrán algo de razón, bien dicen que la basura de un hombre, es el tesoro del otro , y aunque obviamente no es la mejor analogía para abordar el tema, el punto es que siempre 'hay un roto para un descocido', el mundo es demasiado grande, y ya encontraremos a alguien que nos quiera y nos acepte con todos nuestros defectos y virtudes, pues lo que a alguien pueda disgustarle a otra persona puede encantarle.

Claro está que no debemos creer que somos perfectos y que las personas tienen que aguantar algún defecto de carácter destructivo, tomemos las riendas de lo que nos toca y no tratemos de encontrar a la persona perfecta, sino de ser nosotros mismos aquellas personas que desearíamos tener a nuestro lado.

CONCLUSIÓN:

Las decepciones amorosas nos afectan a todos en distintos puntos de nuestra vida, pero recordemos que lo que no nos destruye nos fortalece y cuando superamos esta desilución somos personas más íntegras, maduras y conscientes. 

Recuerda que el amor no hace sufrir, y si es así entonces no es amor.

Puedes ver la diferencia entre apego y amor en nuestro artículo 'Olvidar los apegos, viviendo con amor'.

 

Por: Alejandra Portillo Ulloa